Viñateros quieren volver a vinificar en Villa Alegre

Tienen toda una vida de experiencia en la elaboración de vino, pero se  siguen perfeccionando. Son los productores pertenecientes a la agrupación de viñateros de Villa Alegre, que están trabajando en el mejoramiento de sus prácticas con el Centro Tecnológico de la Vid y el Vino de la universidad de Talca.

Lo que pretenden en definitiva los productores es crear una suerte de asociación para elaborar un vino de calidad .

Este trabajo que  vienen desarrollando desde hace un tiempo los llevó al convencimiento de que para salir de la difícil situación que hoy enfrentan, deben hacer un cambio importante: Volver a levantar las Bodegas y elaborar su propio vino.

Pablo Navarrete, presidente de esta agrupación, explicó al respecto:” Hemos llegado a la  conclusión de que necesitamos vinificar. Villa Alegre es una comuna que históricamente, tiene una tradición de productores  de chicha, la que debemos recuperar” señaló.

El planteamiento de los productores, es que, este es el camino para que la comuna tenga un punto de desarrollo económico, basado en esta producción.

El 2005, las pequeñas bodegas asociadas a los viñedos, eran relativamente comunes  aquí, pero con la llegada de los poderes compradores de uva , estas fueron quedando abandonadas.

Cabe recordar que hasta promediando el año 2005, las pequeñas bodegas asociadas a los viñedos, eran relativamente comunes  aquí, pero con la llegada de los poderes compradores de uva , estas fueron quedando abandonadas, ya que resultaba más lucrativo vender la uva que elaborarla, bonanza que duró pocos años para llegar a la situación actual en la que los productores están trabajando generalmente a perdida cada año, lo que ha significado un empobrecimiento paulatino de estos pequeños empresarios agrícolas.

Sin embargo tras esta amarga experiencia, estiman que la única salida es volver a vinificar:” Cuando eso ocurrió el valor del vino era bajo, porque reamente no había un buen vino y fue en definitiva, la decisión económica del momento, pero ahora estamos convencidos de que es necesario homologar la calidad del producto y para eso estamos trabajado con la Universidad de Talca” puntualizó Navarrete.

Lo que pretenden en definitiva estos veinticinco productores es crear una suerte de asociación  para elaborar un vino de calidad estandarizada, el que además se asocie al Enoturismo. Es decir la idea es que se establezca una ruta de pequeñas bodegas que produzcan cantidades limitadas de vino, pero de buena calidad, que sea capaz de atraer público comprador hasta la comuna, idea que es apoyada por el CTVV y para lo cual se están buscando los apoyos económicos para realizarlo.