Afectados por incendios forestales de San Javier se ponen de pie y agradecen apoyo del FOSIS

Afectados por incendios forestales se ponen de pie gracias al apoyo y recursos otorgados por el FOSIS

Un primer grupo de 50 usuarios de diversas zonas rurales de San Javier -correspondiente a un total regional de 298 damnificados que se encuentran recibiendo ayuda por parte del organismo gubernamental- obtuvo capacitaciones, maquinarias e insumos para sobreponerse a la catástrofe del verano, retomar su actividad económica o bien reconvertirse laboralmente hasta volver a la normalidad

Han sido meses muy difíciles, y de aquello no cabe duda, luego que el intenso fuego de enero pasado arrasara sin piedad con diversas fuentes productivas en una serie de comunas de la Región del Maule, alterando o bien truncando la normalidad, la economía familiar y e incluso los sueños y las aspiraciones de muchos hombres y mujeres de esfuerzo que habitan, principalmente, en zonas tan rurales como apartadas.

Afortunadamente en favor de estos afectados se tendió una mano con prontitud luego que el Gobierno, a través del Fondo de Solidaridad e Inversión Social, FOSIS, dispusiera una serie de recursos tanto humanos como logísticos y económicos para paliar esta cruda coyuntura, apoyado en un mecanismo especial que brindó el denominado Programa “Yo Emprendo Semilla – Emergencia”.

COBERTURA

Así es como durante los últimos cinco meses la población vulnerable que resultó directamente afectada por los incendios forestales ha estado recibiendo el apoyo, los recursos y la asesoría directa del FOSIS, en función de los datos que en su minuto arrojó la FIBE.

Ella se traduce en 218 jefes y jefas de familia que declararon la pérdida de su trabajo o del capital productivo, correspondientes a las comunas de Constitución, Curepto, San Javier, Hualañé, y Licantén, a quienes adicionalmente se sumaron 80 mujeres recolectoras de callampas de Empedrado, totalizando 298 usuarios del FOSIS bajo esta modalidad de “Emergencia” que demandó una inversión global que alcanza los 218 millones de pesos, considerando un aporte individual de 500 mil pesos por cada usuario.

CERTIFICACIÓN

En San Javier y con la entrega de sus respectivos certificados se materializó el término de este programa que favoreció a medio centenar de habitantes de sectores rurales como Codellima, Rastrojos, Purapel, Nirivilo, Valle de Pichamán, La Pitigua, Mingre, Huerta de Maule y Cajón de Los González, entre otros, siendo caballos, bueyes, motosierras, invernaderos, gallineros y hornos las principales maquinarias, insumos y elementos de trabajo escogidos por la gente para adquirir gracias a los recursos del FOSIS, a objeto de ponerse de pie.

La ceremonia estuvo encabezada por el Alcalde Jorge Silva y el Director Regional del FOSIS, Gonzalo Uribe, quienes acompañaron y compartieron con los afectados. Uno de ellos, José Aravena del sector La Pitigua, señaló que “necesitábamos mucho esta ayuda porque después que se quemaron las casas y los campos requeríamos de algo para levantarnos, y el apoyo del FOSIS fue muy bueno porque nos dio a elegir lo que comprar. Ahora estoy trabajando en mallas, haciendo cercos y al igual que yo y mi familia, veo a mis vecinos más felices, con mucho mejor ánimo ya que gracias al FOSIS estamos saliendo todos adelante”.

A su vez Carlos Albornoz, también de La Pitigua, comentó que “estábamos muy mal porque estaba todo quemado. De a poco se fue levantando uno y ahora gracias al FOSIS volvimos a trabajar en lo que uno ha hecho siempre. Yo perdí todo en mi casa y como trabajo en madera y el área forestal, compré un caballo para trabajar con él. El Gobierno y el FOSIS realmente se pasaron, así que estamos muy agradecidos”.

ETAPAS

Tanto en San Javier como en Constitución, Curepto, Hualañé, Licantén y Empedrado, el programa ha constado de clases de formación donde cada usuario y usuaria asistió a talleres y capacitaciones en su propia comuna para estructurar su plan de negocio. Cabe indicar que los principales rubros de los usuarios corresponden a tala de bosque, repostería, amasandería, confección y bordados, comidas al paso, agricultura, ganadería y recolección de callampas. Las clases abordaron talleres de elaboración y validación del plan de negocio,desarrollo de capacidades emprendedoras, educación financiera, análisis del entorno, género y comercialización.

Posteriormente se realizó un proceso de compra con cada uno de los usuarios, de acuerdo a lo aprobado en su plan de negocio, el cual está terminando con la entrega de productos, traducidos en maquinaria e insumos elegidos por los propios usuarios a objeto de poner en pie su antiguo emprendimiento o bien reconvertirse laboralmente.

Al finalizar se realizará la etapa de asesoría y seguimiento, donde se continuará con el proceso de capacitación, apoyando personalmente a cada usuaria en su domicilio o local de trabajo, abordando temáticas como las prácticas de gestión de calidad, cuentas, gestión y marketing, además de dos talleres de comercialización.

“Este es un doble mérito de ver el trabajo realizado pero, lo principal, de observar la felicidad y la satisfacción de los afectados porque el mandato de la Presidenta Bachelet se cumplió y con bastante celeridad para cambiarle la vida a este medio centenar de gente esforzada de la comuna de San Javier. En los próximos días seguiremos culminando este proceso en las otras zonas con cobertura nuestra, así que contentos de poder contribuir en algo a cambiar o mejorar la calidad de vida de esta gente que lo pasó muy mal y en casos perdió todo producto de los incendios forestales”, culminó Gonzalo Uribe, Director Regional del FOSIS.