Taller de canotaje prepara primera generación de deportistas en Villa Alegre

El Loncomilla, en villa Alegre, es  ahora un lugar diferente, porque desde hace pocas  semanas  comenzó un taller que convierte a este río en pista  de entrenamiento. Iniciativa que ha tenido una buena respuesta  por  parte de los jóvenes y que se  espera siga  creciendo.

Se trata de una  iniciativa que se  venía pensando desde hace algún tiempo y que paradójicamente lo impulsa un club deportivo más bien asociado al fútbol, como lo es Naranjal, pero que esto se abre a nuevas posibilidades.

Detrás de todo esto que hoy se materializa en una primera generación de niños que practican el canotaje en esta comuna, se encuentra el destacado preparador de Tenis de mesa Cristian Arce y su hijo Cristian Arce Bravo.

“Junto a mi hijo, Cristian, hoy también profesor de  Educación Física, llegamos hace tres años a trabajar con las divisiones menores de Naranjal y surgió la inquietud de iniciar una nueva disciplina deportiva en Villa Alegre, porque no todo puede ser fútbol” explico Cristian Arce padre, principal gestor de esta iniciativa que hoy se materializa en embarcaciones  de entrenamiento tipo kayak y equipo de seguridad para unos treinta alumnos  de canotaje.

Y esto rompe un poco el esquema que hasta ahora se ha dado en Villa Alegre, en donde a pesar de algunos intentos, no se ha logrado formar deportistas de otras disciplinas de manera constante.

Y sobre esto Arce, tiene una mirada crítica de la realidad local:” Yo siempre he  dicho que Villa Alegre, es una cuna de muchos talentos, lamentablemente, desde hace muchos años no hay mucho interés en los niños, en sus aptitudes, ni siquiera destacar lo que ellos logran”, señaló Arce de manera lapidaria.

Sin embargo esta historia de frustraciones, tuvo en el Club Naranjal, un quiebre, al respaldar este proyecto deportivo, que es financiado por el IND, pero que no tiene como techo este taller de canotaje como lo denominan, sino que mira más allá, convertir esta comuna en un referente en el deporte del canotaje y para ello, la materia prima está y que no es otras que los niños que en pocas semanas de práctica, están demostrando su enorme potencial.

Es por eso que el próximo objetivo de los Arce, es presentar un nuevo proyecto, esta  vez para adquirir canoas de competición, no para soñar en ser buenos en este  deporte, sino que derechamente ir por el podio de los ganadores.