Nuevo revés judicial para municipio de Villa Alegre

 

Un nuevo revés legal sufrió el municipio de Villa Alegre, luego que la Corte Suprema de Justicia, por cinco votos a cero, rechazara la postura de los representantes del ente municipal, respecto a la responsabilidad que le cabría a esta, en los daños ocasionados a una vivienda de calle Ricardo Silva.

Ahora deberán asumir costas y costos de reparación de inmueble bajo protección arquitectónica

Los hechos se remontan al año 2013, cuando el municipio comienza el mejoramiento de esta calle que desemboca a avenida Abate Molina, para lo cual fue necesario realizar trabajos que implicaban retirar parte del material para lograr una rasante apropiada para una vía de circulación, lo que ocasionó que la casa esquina, una construcción de principios del siglo 20, quedara con sus cimientos al aire y con peligro de desplome.

El perjuicio causado, fue finalmente reconocido por el Concejo Municipal, en sesión del año 2016 y aunque asumieron el compromiso de reparar los daños, esto finalmente no se concretó, por lo que finalmente, el propietario del inmueble optó por la vía legal, proceso que finalmente en estos días fue zanjado por la Corte Suprema, concordando con los veredictos  anteriores.

El abogado patrocínte de la causa, Oscar Muñoz

El abogado patrocínate de la causa, Oscar Muñoz, se refirió al resultado del juicio indicando:”A pesar de que existe un documento oficial en la que el municipio reconoce la obligación de reparar el daño causado, firmado por el propio Alcalde de Villa Alegre, este posteriormente y de manera bastante  curiosa, niega la obligación de reparar el daño, aunque sí reconoce la firma en el documento y es así que el Tribunal de Primera instancia en San Javier, le ordena que ejecute las obras aprobadas en el año 2016 por el Concejo Municipal, pero ellos apelaron a la Corte de Apelaciones de Talca y posteriormente a la Corte Suprema, donde pierden consecutivamente tres votos contra cero y cinco votos contra cero. Con esto ahora yo me voy a  asegurar de que el Municipio cumpla si o si, con la instrucción de la Corte Suprema, porque este municipio, no puede incumplir una obligación que el tribunal le ordena”, aseguró el abogado.

Con esto estaría llegando a su fin un largo proceso, de lo que en principio fue una idea de mejoramiento vial pero que a la postre significó que las obras ejecutadas, aun no sean inauguradas y que dicha calle que hace algunos años permitía el tránsito de vehículos hoy solo sea un paseo peatonal, medida que se adoptó de manera provisoria y que se mantiene hasta el día de hoy.

Por otra parte, esta resolución judicial obliga al municipio de Villa Alegre a hacerse responsables de los costos de la reparación, los que en el 2016 fueron cuantificadas en más de seis millones de pesos, a lo que se  suman las costas de estos alegatos que se elevaron hasta la Corte Suprema de Justicia, con sucesivos fracasos para el municipio villalegrino.