Alameda San Javier será intervenida debido al deterioro de los árboles que la componen

Informe realizado por la Universidad de Talca el año 2012,da cuenta de deterioro en las especies arbóreas. Este es el principal motivo por el cual se deberán tomar medidas al respecto, debido al inminente peligro que conlleva el estado actual de los árboles.

Como resultado de los estudios realizados en la avenida del cementerio que lleva por nombre Gerónimo Lagos, se concluye que la mayoría de los individuos se encuentra con problemas, producto de su propia edad que bordean los 100 años y además se le suma en el tiempo malas intervenciones como podas mal hechas, ataque de hongos, pudrición central, raíces superficiales, y daños por vandalismo; lo cual ha generado que se estén cayendo solos y desenganchando ramas al más mínimo viento.

La estrategia de corta, comienza con reducir la copa del árbol, es decir: cortar todo el estrato superior para disminuir el riesgo de daños a la propiedad y a transeúntes. Posteriormente, se comienza con la tala de los individuos que ya han disminuido su altura considerablemente, al haber sido podados en altura.

Las medidas de seguridad son fundamentales en esta faena, por lo cual estará presente la prevencionista de la empresa de áreas verdes, y el prevencionista de la municipalidad; instruyendo los perímetros de seguridad, y las mejores técnicas de corte para minimizar los riesgos.

No obstante se consultó a la institución pertinente que es CONAF, para ver si es que existía algún inconveniente para iniciar los trabajos, y la respuesta fue la siguiente:

“La hilera de álamos que existen en avenida del cementerio, no constituyen bosque según definición del Artículo N°2 del Decreto Ley, además están emplazados en un suelo de capacidad de uso clase III, y según Artículo N°21 del Decreto Ley 701, se exige Plan de Manejo para plantaciones exóticas que constituyan bosque en suelos de Aptitud Preferentemente Forestal. De acuerdo a lo anterior, no es necesaria la presentación de un Plan de Manejo para efectuar su corta. De igual forma, como sugerencia, se recomienda plantar árboles en hoyaduras remanentes de la corta y remplazar los árboles viejos, para no perder cobertura vegetacional y mantener los servicios ecosistémicos que nos entregan los árboles, como por ejemplo sombra y oxígeno”.

Cabe destacar que en proyecto se encuentra el reemplazo de las especies. Si bien es un cambio que tardará mucho tiempo, es completamente necesario por el bienestar de cada transeúnte que visita a diario el lugar.