Obispado de Linares recibió oficialmente las obras restauradas de templo parroquial de Villa Alegre

Obispado de Linares recibió oficialmente las obras restauradas de templo parroquial de Villa Alegre
En menos de una semana se ha convertido en el paseo favorito de los villalegrinos, la plazoleta Cardenal Raúl Silva Henríquez, ubicada en el frontis de la Iglesia del Niño Jesús. Y no es para menos, ya que fueron dos años sin poder verla, ya que al comenzar las obras de restauración del templo parroquial, ese espacio fue cercado, pero finalmente la espera terminó y los trabajos ya finalizados, fueron entregadas al Obispado de Linares a mediados de esta semana.
No hubo, brindis ni aplausos, ya que se trató de un acto en el que solo estuvieron presentes el Obispo de Linares, el Cura Párroco, un representante de la empresa y del Ministerio de Obras Publicas, en el que se dio por concluido el trabajo de restauración del edificio que es Monumento Histórico Nacional y que hoy se encuentra listo para reabrir sus puertas.
Esto es motivo de alegría para los villalegrinos en general, puesto que tras los daños sufridos por la construcción que data de principios del novecientos, las posibilidades de verlo recuperado eran pocas, sin embargo aquí se dio la suma de voluntades para lograr que los viejos adobes no terminaran su historia derribados finalmente por una retroexcavadora.
Tomislav koljiatc, Obispo de Linares , visiblemente contento tras ver el resultado de los dos años de trabajo de recuperación que realizó la empresa constructora PROAS, para restaurar la iglesia , indicó:” Quiero agradecer a tantas que han hecho posible este sueño, porque para nosotros el día que vimos todo el templo destruido, arruinado, casi irrecuperable para nosotros, la pena era muy grande, el dolor por la historia que se quedaba atrás, pero sin embargo hoy que se ha firmado el acta de recepción, hemos recibido un templo flamante , que es además una joya de arquitectura y monumento nacional, que ennoblece a la comuna y la Diócesis del Maule Sur” destacó el Obispo.
Por ahora, solo la plazoleta se encuentra abierta al uso público, pero la parroquia en sí deberá esperar un poco más, a pesar de estar estructuralmente terminada. Esto se debe a que aún es necesario reinstalar el mobiliario propio de la iglesia así como las imágenes religiosas y por supuesto reinstalar en su cripta los restos del abate Molina, partes que durante ocho años debieron ser reubicados en diferentes dependencias del recinto religioso como la casa y el salón parroquial.
Juan Pérez, Párroco de Villa Alegre, informó sobre la fecha en la que finalmente se espera realizar la ceremonia de reapertura del templo:” Oficialmente esperamos abrirla a la comunidad con una misa de consagración de este templo en aproximadamente un mes más. Barajamos la posibilidad de tener una Eucaristía presidida por nuestro pastor el sábado 24 de noviembre a las 11 de la mañana” indicó el Párroco.