Bajos precios de cepas finas llevan a pequeños productores a arrancar sus viñas

gal-581634Nuevamente  una cosecha amarga es la que están obteniendo viñateros ed Villa Alegre, producto de los malos precios que están obteniendo por su uva.

Es así que ya algunos pequeños productores de cepas finas, han tomado una decisión con la que sepultan el sueño que hace unos diez años tuvieron al plantar cepas como Cabernet.

“En ese tiempo era buen negocio, pero no hemos dado cuenta  a través de los que nuestras  cepa fina  de Cabernet, se está pagando al mismo precio que el de la uva País” señala el Presidente de los Viticultores de Villa Alegre y el Loncomilla, pablo Navarrete.

Esto que parecía una  buena salida a finales de los noventa, a una historia que se repite  año tras año, surge según relata  Navarrete cuando ellos  fueron instados por el Indap a plantar esta variedad.

“En aquella fecha, plantar Cabernet, parecía un buen negocio, pero hoy se está pagando al mismo precio que la uva País, pero con la diferencia de que su producción tiene un costo del orden de los noventa cien pesos. Esto ha provocado que tengamos agricultores endeudados, con propiedades hipotecadas y en donde no pueden vender sus terrenos, es  decir no tienen ninguna  solución salvo que el Indap les dé una mano mediante una condonación a  estas personas  que ya están con propiedades embargadas por el mismo Indap” explica el Presidente de los productores.pablo  navarrete

Esta  nueva crisis que golpea al mercado del vino local, ha causado que ya  muchos  pequeños productores haya optado por  arrancar sus viñas para reconvertirlas a otras variedades un poco más rentables o destinarlos  directamente a otros cultivos,ejemplo que este año seguirá otros.

“nos  hemos dado cuenta que esa variedad ya no es rentable porque las  grandes viñas  comenzaron a  plantar de manera paralela grandes extensiones de esta cepa y ya no requiere de  nuestras uva, por lo que quedamos fuera del mercado” señala Navarrete.

Sin embargo este panorama oscuro solo se estaría dando en el Maule , ya que en la  sexta región, esa misma uva se está pagando en dólares, con una  equivalencia entre los cuatrocientos y quinientos pesos por kilo.

La razón de esta impresionante diferencia la explica Pablo Navarrete:” porque en la sexta región los que plantaron cepas Cabernet, Carmener  o souvignone, son medianos  agricultores y ellos  tienen contratos con las viñas por  años a  diferencia nuestra” indicó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí