Villa Alegre tiene una pena

Pbro. Erasmo del Tr_insito Salazar Aravena 3.261-20140721-122928

Por alrededor de  trece años fue el  Cura Párroco de Villa Alegre, su salud no le permitió seguir ejerciendo tan difícil misión, pero, hubo algo que lo ligó a este pueblo hasta el final.  Era don Erasmo Salazar, el  Cura viejito del pueblo, dicho esto con cariño y respeto a un hombre que hizo lo mejor que pudo desde su alta responsabilidad.

Y aunque quedó en manos de don Ramón Iturra ,esta posta de guiar moralmente a la comunidad cristiana de esta comuna, don Erasmo, se ganó el cariño de la gente, tal vez por su silencio de hombre curtido quizás en cuantas historias difíciles de entender, que solo los religiosos por formación son capaces de asimilar.

Dicho esto, don Erasmo, para sorpresa  de muchos, falleció el pasado lunes 21 de julio  . Sorpresa porque no se supo mucho de su estado de salud, tal vez esto de manera consecuente con su forma de ser, más bien alejado de cualquier barullo.

Tal vez, incluso contra sus propios deseos, don Erasmo, y su partida movilizaron a buena parte de  este pueblo, que lo fue a despedir, con pena, pero a la vez con la seguridad envidiable, de que está en un mejor lugar.

Es así que se dispuso del Gimnasio Municipal, engalanado de la mejor manera posible para tributarle una despedida  apropiada a un hombre que hizo de Villa Alegre, su hogar, tanto así que aquí se quedó, gracias a  la generosidad de su familia, que entendió que este era finalmente su lugar.

Puede que don Erasmo haya cometido muchos errores, pero, finalmente queda el recuerdo de que hizo lo mejor que pudo y se vuelve realidad la vieja canción de Nicanor Molinare: “Cura de mi pueblo, amable y sencillo, siempre te recuerdo, como buen amigo”.

Fotografías. Esteban Bravo González  (www.villalegregrafico.cl)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí